«Cartonghini» un Lamborghini de cartón creado por un youtuber para recaudación

Un joven de Nueva Zelanda creó un súper auto a base de cartón, llamándolo «Cartonghini», logrando venderlo para eventualmente donar el dinero recaudado a un hospital de niños.

David Jones, un youtuber neozelandés, cobró fama y reconocimiento luego de construir un Lamborghini a tamaño real y funcional usando cartón.

Su obra maestra fue subastada, logrando venderse por una suma total de 10.000 dólares y el dinero terminó siendo donado a un hospital infantil del país.

«Es una locura, no pensé que se vendiera por mucho. Tal vez por 50 dólares. Estoy bastante feliz», comentó el joven al medio de noticias Stuff.

A la edad de 14 años, el neozelandés creador de contenidos, fue diagnosticado con cáncer, razón por la que se vio obligado a internarse en el Starship Children’s Hospital, mismo centro médico al que decidió donar el dinero recaudado.

«Eran las personas más geniales y realmente me cuidaron, así que cuando decidí lo que iba a hacer no se me pasó por la cabeza ninguna otra organización benéfica», comentó Jones.

En cuanto a la intención de construir este auto, señaló que esta surgió de su deseo de tener uno, pero que al mismo tiempo estaba consciente de que nadie le iba a «alquilar un Lamborghini a un joven de 22 años».

Aunque la mayoría de su público pensó en primera instancia que el chico usaría el dinero para beneficio personal, se sorprendieron al recibir la noticia de que regalaría toda la cifra recolectada.

Según manifiesta el joven, lo hizo como forma de retribuirle a quienes le brindaron ayuda cuando estuvo a punto de morir; el centro hospitalario junto con su personal, se han mostrado muy complacidos con esta acción, enviando sus más grandes agradecimientos por ser tomados en cuenta.

A su vez, indicó que cuando oficialmente emprendió el proyecto de construcción del vehículo, decidió grabar todo el proceso. Y tiempo después decidió publicarlo en su canal de Youtube, logrando obtener más de 500.000 reproducciones.

El sorprendente «Cartonghini», nombre que le dio al auto, mide 1,65 metros de ancho y 3,78 de largo, e increíblemente tiene la capacidad de rodar, gracias a un sistema eléctrico que instaló en las ruedas traseras.

Específicamente, el vehículo hecho de material biodegradable se vendió por un total de 10.420 dólares.

Deja tus comentarios