En Lara fuertes lluvias ocasionaron daños en 11 sectores de la parroquia Juárez

En el estado Lara, 11 sectores de la parroquia Juárez, municipio Iribarren, se vieron afectadas por las fuertes lluvias que se registraron en la zona durante la noche del sábado 8 de octubre y madrugada del domingo 9 de octubre, por lo que el gobernador de la entidad, Adolfo Pereira junto a su equipo se desplegó por el lugar para conocer la situación.

Entre los sectores afectados destacan: La Trinidad, Boyuare, Guayamure, Brisas del Río, Juan Pablo II, La Palomera, unos más afectados que otros, pero todos con necesidades tangibles que fueron evaluadas para empezar a ser atendidas de manera inmediata por el gobierno regional.

Según la experiencia de los habitantes de la zona, la lluvia comenzó con baja intensidad desde las 7:00 de la noche del día sábado, sin embargo, a partir de las 11:30 de la noche las precipitaciones aumentaron su nivel hasta aproximadamente las 4:00 de la madrugada del día domingo. Las aguas pluviales causaron que diferentes quebradas de la parroquia Juárez aumentaran su caudal y ocasionara grandes daños a las viviendas que se ubican a sus alrededores.

El gobernador precisó que hasta los momentos contabilizaron 60 viviendas afectadas por inundaciones, desprendimiento de techo y caída de paredes. Asimismo, enumeró 12 casas que colapsaron completamente. «Tenemos varios casos que la crecida de las quebradas se llevaron las casas, gracias a Dios no tenemos pérdidas humanas, algunos están con golpes, pero ya son atendidos», aseguró.

Pereira indicó que todo el Sistema de Gestión de Riesgos se encuentra activado, así como la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), a quienes felicitó por su compromiso con las comunidades al estar desde la madrugada del domingo brindando apoyo constante a las familias que lo han requerido. Informó que colocó el espacio de la Jefatura Civil como el Puesto de Comando de Río Claro para recibir los reportes de las incidencias que puedan presentarse.

Destacó que se activaron diferentes máquinas para trabajar en la limpieza de las vías de acceso, debido a que algunos sectores se mantenían incomunicados por la cantidad de barro y sedimentos que fueron arrastrados por la crecida de las quebradas.

Por último, el gobernador larense envió un mensaje de solidaridad a todo el pueblo del estado Aragua, quienes sufrieron gravemente los embates de las lluvias. «A todos aquellos que perdieron a algún familiar, envío toda la fortaleza necesaria para afrontar este momento», comentó.

Con información de Nota de Prensa

Deja tus comentarios