Habitantes de Trincheras ayudan a pagar tratamientos de Covid-19 de sus vecinos

En el sector Las Trincheras del municipio Naguanagua son varios los casos de COVID-19 que se han presentado, una zona en la que muchos viven entre precariedades económicas y los habitantes han hecho de todo para poder comprar los tratamientos de sus vecinos.

Al respecto, el dirigente vecinal del municipio, Adán Hernández, comentó que “venden tortas en medio dólar, rifas de una bolsa de comida por un dólar y se están preparando para realizar un sopazo este fin de semana”.

A su vez, enfatizó que lo hacen de esa manera porque sienten que viven apartados de todo y en el olvido de los entes gubernamentales. “Ya van por la tercera rifa y no se está vendiendo porque las personas no tienen recursos”, indicó.

Asimismo, indicó que los datos que ellos manejan son de 16 vecinos de Trincheras con diagnóstico de COVID-19. “Están en sus hogares y algunos hasta se auto medican porque no tienen para ir a una consulta. Eso es muy peligroso”, agregó.

A ellos se suman entre 30 y 40 habitantes de la zona con sintomatología del virus pero que no han podido confirmar su contagio por la falta de pruebas PCR. “Aquí en el municipio Naguanagua las realizan únicamente en el Ambulatorio Dr. Miguel Franco y en el Centro de Diagnóstico Integral (CDI) La Begoña”, señaló.

Dichos centros de salud están a 10 y 12 kilómetros de Trincheras y “además de tener que enfrentar las precariedades del transporte público para llegar, lo más que pueden hacer es anotarse en una lista de espera hasta que lleguen pruebas y poder saber si tienen o no COVID”, puntualizó Hernández.

Además, el dirigente vecinal afirmó que en este sector ya antes habían asumido responsabilidades del Estado en cuanto a la solución de problemas relacionados con los servicios públicos, y ahora les ha tocado hacerlo por la salud de todos.

“La crisis de agua la hemos solventado con nuestros propios medios, pero un tema tan complejo como el tratamiento para el coronavirus es muy duro para nosotros. La solidaridad no da para tanto. ¿Cuántas tortas se tienen que vender, cuántas rifas se tienen que hacer para comprar medicinas tan costosas? Los ciudadanos no podemos sustituir al Estado en materia de salud”, concluyó.

Deja tus comentarios