Niña de 12 años víctima de «bullying» escribe una dolorosa carta a su mamá

A través de una dolorosa carta dirigida a su mamá, una niña de 12 años en Argentina denunció que sufre de «bullying» (acoso escolar) y en la misma expresó que «siente que se va a morir».

Bullying

En ese sentido, el escrito de la niña de sexto grado inicia: “Mami, te estoy haciendo esta carta porque me están pasando cosas horribles…”

“No paro de temblar y no puedo respirar bien”, continuó, en un texto escrito de puño y letra sobre la hoja de un cuaderno. “Te juro que nunca odié tanto a estas personas. Mamá, por favor, tenés que hacer algo”, sumó, sin dar más detalles sobre la pesadilla que atraviesa hace más de un año.

El escueto texto concluyó con un desesperado pedido de ayuda: “Má, siento que me voy a morir. Ayúdame por favor. Te amo”.

Seguidamente, la noticia se conoció a través de la publicación de la carta que hizo la propia madre, quien explicó que su hija comenzó con ataques de pánico y llantos constantes en las vacaciones de invierno.

Al respecto, la mujer contó que su hija padecía vómitos y fiebre cada vez que tenía que ir a clases, por lo que sospecharon que atravesaba un cuadro de angustia. “La llevamos al médico y estaba bien en lo físico”, explicó.

A su vez, añadió que a su hija “le dejan mensajes intimidantes en distintas partes de la escuela y la insultan constantemente”. Y explicó que “Se burlan de ella cuando presenta un trabajo en clase y la dejan afuera de las actividades escolares y extraescolares”.

Asimismo, denunció que excluyeron a su hija de ir a un campamento. “Me comuniqué con los dueños y trabajadores del lugar. Me respondieron que no podían dejar que ella participara a pedido de dos madres del grupo y que el contrato para el campamento ya estaba firmado”.

La mujer intentó hablar con las madres para revertir la decisión, pero la bloquearon. “Si no había autorización de esas mamás, mi hija no podía ir, por lo tanto, la dejaron afuera. Fue totalmente excluida del lugar, sin posibilidades de disfrutar con sus compañeros. Hoy mi hija está angustiada en su casa, muy triste y deprimida”, puntualizó.

En la escuela, no hubo respuesta en relación con el caso ni una solución. “Quedamos en hacer un acta, pero la directora terminó diciendo que era mejor no llamar a los padres de estos nenes porque iba a ser peor», refirió la mujer.

La madre finaliza diciendo “Muchos padres son sumisos, otros hablaron conmigo para mostrarme su apoyo, pero el acoso no se termina”.

Deja tus comentarios