Receta: Pollo a la naranja

El pollo a la naranja es una comida típica de Asia. En este caso, se trata de unas pechugas de pollo cocinadas junto a una salsa hecha a base de zumo de naranja. Este menú lo puedes acompañar con un arroz blanco, una ensalada cruda o un rico puré de papa.

Sin duda, es un plato muy fácil y rápido de hacer, lo tendrás listo en cuestión de 30 minutos o menos. Así que, toma nota de esta deliciosa receta de pollo, para la que necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 4 pechugas de pollo (la cantidad dependerá de tu gusto).
  • 2 cebollas.
  • 4 naranjas.
  • 2 cucharadas de salsa de soja.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 chorrito de vinagre.
  • 1 cucharada de azúcar.
  • 2 cucharadas de maizena.
  • Sal y pimienta.
  • Aceite de oliva (toque extra).

¿Cómo preparar pollo a la naranja?

Una vez que tengas a la mano todos estos ingredientes, entonces ha llegado la hora de pasar a la acción, presta atención a cada paso a seguir y así lograrás hacer este delicioso pollo a la naranja:

1.- Preparamos la salsa: Para ello, exprimimos las naranjas en un bol. Luego, añadimos la salsa de soja, los dientes de ajo picados, el toque de vinagre, el azúcar, la maizena, que espesará la salsa en la cocción, un poco de sal y de pimienta negra recién molida. Puedes añadir aquí el pollo y dejarlo macerar durante una hora o puedes pasar directamente al siguiente paso.

2.- En un sartén a fuego medio: añadimos un poquito de aceite. Cuando esté caliente añadimos la cebolla picada muy finamente. Salpimentamos y dejamos cocinar 5 minutos, mientras removemos de vez en cuando con una paleta.

3.- Pasado el tiempo, subimos la potencia del fuego y añadimos las pechugas de pollo, que ya están previamente cortadas en tamaño de bocado y adobadas. Mezclamos con la cebolla y sellamos los taquitos durante un par de minutos.

4.- Ahora vamos a añadir la salsa que habíamos preparado al principio: Bajamos la potencia del fuego y vamos cocinando a fuego suave, mientras mezclamos con la cuchara. La salsa irá reduciéndose un poco mientras también se va espesando por efecto de la maizena. Finalmente, puedes espolvorear con perejil fresco.

¡Felicidades! Ahora tienes un rico pollo a la naranja, en menos de media hora. Es muy rápido de hacer y su resultado es más que aceptable. Además, puedes acompañarlo con un arroz blanco recién preparado y con ensalada de tu preferencia.

Deja tus comentarios